sábado, 21 de mayo de 2016

Leyenda del Clavel Chino.


Ocurrió en un vasto jardín donde entre las malas hierbas, las más hermosas flores del jardín exhibían sus más radiantes y bellas formas. Sólo contemplar el espectáculo los sentidos quedaban plenos.

Algunas, al mirarlas, recibías la sutil melodía de Claro de Luna de Claude Debussy, otras te proporcionaban a la vista el sabor de las más exquisitas frutas tropicales y también las había que sin un solo roce eran el tacto del plumón de un ave recién nacida.

Entre tantas maravillas destacaba una dulce rosa roja y un elegante clavel amarillo. Ambas sobresalían no por el arrullo de sus voces, ni por el sabor dulce que pudieran emanar, ni por la suavidad de seda que transparentaban. Simplemente eran tal y como siempre las hemos identificado en cualquier jardín, sencillas y con un pétalo más o menos, igualmente bellas.rosa roja

En su semejanza fueron atraídas y cada anochecer cuando la luna jugaba haciendo sombras con los rítmicos recortes de los pétalos del clavel, la rosa intentaba respirar profundamente para acaparar la felicidad que el clavel lograba en esos instantes pero su distancia siempre la hacía llorar. De las lágrimas que año tras año resbalaban por su tallo, fue creciendo sobre un terreno húmedo y algunas lágrimas llegaban a solidificarse produciendo espinas en el tallo de la misma (por eso las rosas ahora tienen espinas).

Nunca una lágrima queda insustancialmente derramada y estas hicieron crecer día a día el tallo de la melancólica rosa, hasta que sin haberlo esperado y tras una larga ausencia llegó a postrarse al lado del clavel. 

Este que siempre había sido su confidente añorado y feliz de abrazar su encanto, quedó preso y arraigado a la rosa, llegando ambas flores a fundir sus tallos y sus pétalos hasta consumirse. Sólo quedó la esencia de ambas y de ello nació un clavel chino.

Se cuenta que cada noche de luna llena, cuando la misma juega con el clavel chino, en la sombra del mismo se contempla a la rosa y el clavel en su eterno abrazo.




Autor: Desconocido.



27 comentarios:

  1. Ay, pero que linda y romántica leyenda de la rosa y el clavel, al final se unieron, quedaron convertidos en una hermosa flor.

    Me ha encantado.
    Espero estén muy bien y tengas un lindo fin de semana

    Abrazos, Piru

    ResponderEliminar
  2. Preciosa historia mi querida Piruja. De dónde tienes tantas historias hermosas.

    Te dejo un cariñoso y fraternal abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas veces la distancia produce ese efecto entre dos personas que sienten lo mismo una por la otra. y es cierto que esas lágrimas que se echan en soledad tienden a convertirse en espina que luego de acercamiento se tornan en seda.
    Me gustó la leyenda del clavel chino, está muy chula y es muy real.
    Bueno vamos a por el sábado que amenaza lluvia ejejje
    Besotesssssssssss para ti y para la prince

    ResponderEliminar
  4. Que tengas un feliz fin de semana, rodeada de estas hermosas flores, cuya leyenda tan bien nos has contado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy hermosa historia amiga mía, tiene toda la dosis perfecta para amar así, la belleza, la pureza y la naturaleza.

    Te mando un cálido abrazo con mi cariño ya te deseo que pases un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Que hermosa leyenda muy romántica y eterna en el tiempo.
    besos

    ResponderEliminar
  7. Anda qué bonita leyenda !!
    Besetes.

    ResponderEliminar
  8. Hola Piruja,una preciosa leyenda donde el Amor de nuevo es el único protagonista:).
    Besos y más besos!! y te deseo un feliz y tranquilo fin de semana:):).

    ResponderEliminar
  9. Una maravillosa leyenda . Romántica y linda.

    Un beso grande con todo cariño. Muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. Si es que es un remanso de paz pasar por tu blog
    Por lo menos mientras leo tus relatos tan maravillosos, no pienso en lo que tengo encima. Eres un amor de criatura
    Un besazo para las dos

    ResponderEliminar
  11. Bonita forma de surgir las espinas y el clavel chino, me ha gustado mucho la historia.Besicos

    ResponderEliminar
  12. ¡ Que preciosa leyenda ! Me encanta. Besos.

    ResponderEliminar
  13. ...Y así quedaron la rosa y el clavel como símbolo de amor eterno...La rosa nos deja la constancia en sus lágrimas, que no fueron en vano, sino que la acercaron a lo que más quería...Por eso pienso que, ningún sufrimiento es inútil. Todo lo que deseamos nos cuesta, pero tarde o temprano lo conseguimos, amiga.
    Te dejo mi gratitud por tus bellas historias y mi abrazo siempre, amiga.
    Feliz domingo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  14. Preciosa. Una rosa y un clavel: Abre la muralla que diría Ana Belén. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Que linda leyenda Piruja. Es un gusto pasar por tu blog
    Un beso, feliz noche
    Isa

    ResponderEliminar
  16. Que leyenda tan romantica piruja!!!, no sabia que el clavel chino era fruto de ese gran abrazo entre una rosa roja y un clavel amarillo. Es fabuloso leerte tesoro.
    Un besazo muy grande.

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué bonito! Una rosa y un clavel fundidos en un apretado abrazo.
    Creo en el amor y lo extiendo hasta las plantas, si las observas, verás que muchas se acarician unas con otras y hasta los árboles llegan a entrelazar sus ramas formando un abrazo perpetuo.
    Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  18. Una hermosa leyenda, casi imagino a la rosa y al clavel abrazados, y casi que es un sentimiento pleno. Hay letras que conmueven más que otras, aun dentro de su hermosura, yo que soy una romántica lo imagino todo, lo sueño todo, y siempre lo vivo todo a tope. Me siento afortunada al poder leerte. Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  19. Hola Piruja , una hermosa leyenda la de una rosa y un clavel , de esta unión nacio la leyenda del clavel chino , yo no lo habria imaginado.
    Te deseo una feliz tarde , besos de Flor.

    ResponderEliminar
  20. Hola Pirujita.
    Me encantan, tus historis, relatos y cuentos.
    Ahora ya no los tengo pero en jardín siempre tenía claveles chinos de colores variados, a mi madre le gustaban, desde que murió algunas de aquellas flores no las he vuelto tener.
    Cualqier día los compro y los pongo en el jardín.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  21. Qué bonitooooo!!!. Un abrazoooo.

    ResponderEliminar
  22. Hermosa historia, florida y primaveral. Las imágenes me han gustado mucho.
    Te mando un fuerte abrazo, gracias por todo Pilar, ando tan metido en mi trabajo que apenas tengo tiempo para nada. Besos.

    ResponderEliminar
  23. Te deseo un fin de semana muy feliz.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  24. Menos mal que esta pareja, la rosa y el clavel, hicieron algo bello.
    Precioso, me ha encantado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Eso inspiran al contemplarlas, pero nunca mejor dicho, que con esta preciosa leyenda.
    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  26. Autor de la leyenda que has publicado: "Juan Bautista Velasco Pérez".
    No me molesta que se tome nota de mis escritos pero si agradecería poner la autoría en vez de "Desconocido".
    Esta breve prosa la publiqué hace muchos años en un Portal de "Poesía y Prosa", también en un blog y se ha divulgado por varios sitios sin nisiquiera poner el pseudónimo que tenía en el Portal donde inicialmente lo publiqué.
    Gracias por tu tiempo y agradezco que hayas estimado mi obra como para hacerla parte de tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Bautista, cuando encontré la leyenda no tenia nombre de autor y por eso pongo desconocido, prefiero eso a que me lo atribuyan a mi que para nada quiero ese merito ya que no es mio, gracias por pasarte por el blog y hacérmelo saber, te lo agradezco de verdad, intentare remediarlo.

      Saludos.

      Eliminar