domingo, 22 de marzo de 2015

La historia del Campesino y la Princesa.


En un reino muy muy lejano vivía una hermosa princesa a la que muchos caballeros pretendían conquistar su corazón por su incomparable belleza.

Un día, su padre el rey enfermó de gravedad y en su lecho de muerte le dijo a la doncella:
"Hija mía, antes de morir quisiera verte feliz, quisiera te entregaras al amor y que brindaras tu corazón a aquel noble caballero que sea digno de conquistarlo"

El rey como último mandato ordenó que se presentarán todos los nobles y príncipes de los reinos cercanos para que la princesa decidiera a quien le entregaría su amor. Llegaron de todos lugares, con oro, joyas, sorprendentes regalos para conquistar a la princesa, pero ella no se decidía por ninguno.

Así que la princesa decidió hacer una justa competencia y dijo:"Aquel noble caballero que logre permanecer por 100 días bajo mi ventana será al que yo entregue mi corazón y no importa de donde venga ni cuanto oro posea, tan sólo quiero que me demuestre su amor"

Todos los hombres estaban seguros de ganar, entre ellos un joven, humilde campesino del reino, que estaba muy enamorado de la princesa pero que su diferencia de clases le impedían pretenderla.

Al llegar al día 90, toda la gente sorprendida miraba a los 4 hombres que seguían en la contienda entre ellos, el humilde campesino. ¡Para el día 95 todo la gente rodeaba la torre del palacio donde se encontraba la princesa y veían con asombro y admiración al único competidor que quedaba! aquél noble joven campesino del reino que se veía cansado, hambriento y desfallecido.

Llegó al fin el día 99, todos festejaban, bailaban y animaban al joven. La princesa discreta asomaba por la ventana y miraba con asombro de quién se trataba. Cuando faltaba una hora para cumplirse el mandato de la princesa, el humilde siervo se levantó y se marchó.

Toda la gente quedó en silencio, no podían creer lo que aquel hombre había hecho, después de pasar los peores momentos al final se rindiera.

Un niño se acercó al joven y muy intrigado le preguntó: Dime campesino ¿Porque te has dado por vencido si estabas a punto de ganar? Serías el futuro rey de estas tierras pero sobre todo tendrías el amor de la princesa que es tan bella...

El joven, mirando a los ojos al niño con gran dulzura y tranquilamente le dijo: "Es fácil mi amigo, porque la princesa no merece mi amor; he pasado muchos sacrificios, he soportado hambre, sed, frío todo para demostrarle mi amor verdadero, pero ella no me ha quitado ni una hora de agonía ni un sólo instante de dolor así que ella no merece que yo le entregue mi corazón..



Autor: Desconocido.






38 comentarios:

  1. El joven campesino era un hombre sabio, ella no merecía su amor. Muy bonita y aleccionadora leyenda.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo, ya lo creo que fue listo y ella muy tonta:), me alegro que te haya gustado.
      Besos.

      Eliminar
  2. Muy buena respuesta la del campesino, el capricho de la princesa no merecía el amor del fiel enamorado.
    Besos Piruja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafaela, desde luego que ella no se merecía el amor del campesino y este actuó muy bien, gracias:)
      Besos.

      Eliminar
  3. ufffff anda que no aguantó el pobre campesino debajo laventana ejjeje total para irse una hora antes!
    La historia nos demuestra una vez más los caprichos del amor, pero en este caso además con condiciones y eso en este juego no tiene cabida, o se da o no se da, punto ejjejeje
    Bueno vamos a lidiar con el trafico y el agua en la capital a ver que tal se nos da.
    Espero que hayas tenido unas felices fiestas falleras, incluido el chocolatin con porras jajajaja
    Besotessssssssss para ti y para la prince

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chiquillo, ya lo creo que aguanto hasta que vio lo "víbora" que era ella, mejor una hora antes que nunca y luego arrepentirse jeje, como tu dices, en el amor no deben ponerse imposiciones, solo dar y compartir que es lo mas bonito y de eso vosotros sois maestros:)
      Las fiestas las tuvimos bien, pero bien remojas y con mucho frío, por eso el chocolatillo venia de muerte jeje, cuidadin con el trafico, ya le di tu encargo:)
      Montón de besotes!!

      Eliminar
  4. Me parece que hizo lo correcto, sí señor. Ser más humilde no es sinónimo de ser tonto y aquí el campesino, aunque un poco tarde bajo mi punto de vista, al fin fue inteligente y comprendió.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marinel, yo también creo que hizo bien el campesino, como bien dices ser pobre no es ser tonto y este de tonto demostró que ni un pelo, nunca es tarde, tarde seria que se hubiese quedado, si que fue inteligente si:)
      Besos.

      Eliminar
  5. Leyenda ha terminado tal como se merecía. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angelines, verdad que si?, gracias:)
      Besos.

      Eliminar
  6. El rey tendría que hhaber educado a la princesa en el sacrificio...y luego, abdicar y hacer una república...y que la hija empezase a trabajar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª Jesús, tienes mucha razón, pero ya ves que de sacrificio poco y de abdicar menos, lo demás que dices menos aun:)
      Besos.

      Eliminar
  7. Me ha encantado.
    El campesino sabía muy bien el significado de la palabra amor, cuando de verdad se quiere, siempre deseas lo mejor para la persona amada y la princesa ha dado muestras sobradas de que sólo quería imponer su voluntad.
    El campesino se dio cuenta a tiempo y, lo mejor que ha podido hacer, fue retirarse.
    Te dejo cariños en un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kasioles, así es amiga como tu dices, en el amor no debe imponerse reglas ni nada parecido, solo como bien dices desear y compartir lo mejor para la persona amada, menos mal que el pobre se dio cuenta a tiempo y se retiro, que si no menuda le esperaba:), gracias.
      Besos.

      Eliminar
  8. ¡OH, como me ha gustado!
    El amaba de verdad, ella era imbécil y engreída.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, totalmente de acuerdo contigo, sobre todo lo que dices de ella:), me alegro que te haya gustado.
      Besos.

      Eliminar
  9. Ohhhhh,, Piruja, que cosas mas bonitas. Me estoy enganchando, cuando no deberia leer, cosas asi, El unico motivo para no leer estas cosas, es que soy un tremendo sentimental, de lagrima muy facil, pero entro en conflicto con mis emociones, que me dicen, A LEER.
    Tienes que ser, bueno no tengo duda, una persona de mucha sensibilidad, ME HA ENCANTADO,HABER DESCUBIERTO ESTE BLOG.....

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, pues me alegro que te estés enganchando y de que te gusten las leyendas que voy poniendo, me parece que nos tenemos que dar la mano tu y yo ya que a mi me pasa lo mismo que a ti, soy una romanticona empedernida y con el moquillo colgando enseguida jeje, si que soy como dices, por eso muchas veces nos dan los palos que nos dan:)
      Me alegro mucho de que descubrieses el blog y tenerte en esta tu casa, gracias por lo que dices:)
      Besos.

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Hola Armando, me alegro de que te haya gustado, gracias.
      Besos.

      Eliminar
  11. Una hermosa historia. Sentimental y emotiva.

    Te mando un beso. Feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia, así es amiga, me alegra saber que te ha gustado:)
      Besos.

      Eliminar
  12. Me ha gustado sobre todo cómo ha terminado el cuento, la princesa se lo ganó a pulso que la abandonaran.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charo, ya te digo que se lo gano a pulso la princesa, termina bien verdad?, gracias.
      Besos.

      Eliminar
  13. Gran historia,e suele ocurrir muchas veces por la soberbia de las personas en si.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, cuanta razón tienes en lo que dices de la soberbia de muchos, gracias amigo:)
      Besos.

      Eliminar
  14. Las leyendas traen maralejas, son para reflexionar, pensar..

    Y a mi me relajan jajaja
    Mil besos Piruja
    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isa, y yo me alegro mucho que te relajen jeje, eso es buena señal:)
      Besotes.

      Eliminar
  15. Hola amiga, es verdad tu historia se parece a cosas de diario, cosas que pudiendo nadie nos quita de sufrir, se creen los reyes y a nadie le importas. Me ha encantado tu entrada, son verdades de siempre. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, si que es verdad que el día a día nos trae historias como esta o muy parecidas, el comportamiento de la gente por mucho que pase no cambia en algunos, y el sufrir eso va con la vida misma sean ricos o pobres, me alegro que te haya gustado:)
      Besos.

      Eliminar
  16. Hola Piruja .... La verdad , es que el pobre muchacho sufrio lo suyo , pero peor lo pasaria la princesa , ya que se quedaria más sola , que la una , jajajaja una leyenda con moraleja como todas las leyendas , que nos cuentas.
    Te deseo una feliz tarde , besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor, sufrió lo suyo pero al menos se dio cuenta a tiempo, ella no creo que lo pasase peor ya que estaba acostumbrada a ser así, normalmente todas las leyendas llevan su moraleja, gracias:)
      Besos.

      Eliminar
  17. Toda una lección la que supo dar el campesino.
    Un abrazo Piruja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchi, asi es amiga, muchos deberíamos aprender de el:)
      Besos.

      Eliminar
  18. Toda una lección la que le dio el campesino a la princesa.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge, ya lo creo que le dio una gran lección y la dejo con un palmo de narices:)
      Besos.

      Eliminar
  19. Toma ya! Él sí que era "un príncipe", no permitiendo perder ese centímetro de dignidad que, dicen, es necesario conservar.

    tD1b, Piruja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola volvo, desde luego que el fue un príncipe, ya que no sucumbió a la malcriada de ella, perder no perdió nada, al contrario lo gano todo:)
      Besos.

      Eliminar