sábado, 23 de mayo de 2020

La Perla del Dragon ( Leyenda China )


Habitaba en la isla de Borneo, en la montaña mas alta de la isla Kinabalu, un pacifico dragón que custodiaba celosamente una preciosa perla. Todos los días jugaba con ella, la lanzaba al aire y la recogía con la boca. Se sentía dichoso con su exquisita perla y no pedía nada mas a sus días. Muchos habían intentado en vano arrebatarle su tesoro, ya que el dragón no estaba dispuesto a perder su única posesión.

No obstante, el Emperador de China estaba dispuesto a retar al pacifico dragón y solicito a su primogénito, el príncipe  heredero, que consiguiera la perla para el tesoro imperial. Tras varios días de travesía, el príncipe diviso la montaña y en su cima, al juguetón dragón. Ideo un plan para arrebatarle la perla sin correr peligro. Ordeno a sus hombres que construyeran una cometa capaz de soportar el peso de un hombre y una linterna de papel.

Tras siete días de arduo trabajo, los hombres del príncipe acabaron la cometa, la mas hermosa jamas vista. Al caer la noche, monto en la cometa y voló a lo alto de la montaña, se adentro sigilosamente en la cueva, el dragón dormía profundamente portando en sus patas la preciada perla, con sumo cuidado, le arrebato la joya y en su lugar dejo la linterna de papel. Hizo una señal a sus hombres para que recogieran la cuerda de la cometa, aterrizo sano y salvo en la cubierta del barco. Rápidamente, mando levar anclas y el barco zarpo a la mar aprovechando una suave brisa.

Cuando el dragón despertó, descubrió que le habían arrebatado la perla dejándole una linterna de papel, estallo en cólera, comenzó a echar fuego y humo por la boca y se lanzo montaña abajo para atrapar a los ladrones, rastreo todos los rincones de la isla hasta que diviso en alta mar un junco chino, se precipito hacia el navío y grito con todas sus fuerzas: "¡ devolverme mi perla !", los marineros estaban aterrorizados.

El príncipe, en un intento desesperado por zafarse del dragón, mando cargar el cañón mas grande y disparo contra su furioso perseguidor, el dragón vio como entre la nube de pólvora salia una bola y pensó que era su perla, abrió la boca para recoger su joya.... y se hundió en las profundidades del mar. El príncipe y sus hombres regresaron triunfantes, y la perla se convirtió en la joya mas preciada del Reino de China.


Autor: Desconocido.



18 comentarios:

  1. Hola!
    Me encanta tu blog.
    Te invito a pasarte por los míos y si también te gusta nos seguimos y comentamos.
    Hasta pronto!
    https://mariainwonderlandbook.blogspot.com/
    https://mariainmagazine.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Bellísima estga leyenda de la perla del gradón, me ha gustado mucho.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  3. Me da làstima el dragón. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Buenos días amiga,que bonita historias nos dejas de Dragones y fantasía, pero eso no es nuevo antes de leerla ya sabia que era buena ..siempre aciertas con ellas .Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Curiosa leyenda, no es de extrañar que se tragara la perla o el bolaño de cañón, al fin y al cabo también era redondo.
    Con lo que me han gustado a mi las cometas y las he volado en la playa, en la montaña y en la pista que teníamos cuando era socio del club de aeromodelismo de Zaragoza.
    Eran cometas de dos mandos que las podías volar por donde quisieras y haciendo pasadas a ras de suelo, eran muy espectaculares. Tenía varias, alguna ligerita por si hacía poco viento, y otras bastante pesadas ya que en Zaragoza el Cierzo en ocasiones sopla con fuerza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué triste final el del dragón!No lo merecía. Aquí se deja ver la codicia del ser humano. Una historia que me deja cierta pena.
    Un abrazo, Piruja

    ResponderEliminar
  7. Pobre dragón y que avaricioso el emperador chino.Besicos

    ResponderEliminar
  8. Podría la bola de cañón haber pasado perfectamente por una perla negra. Confiado el Dragón pensó que podría tragarla sin más...Una leyenda bonita, aunque el dragón se lleve la peor parte en esta historia.
    Besos...

    ResponderEliminar
  9. Todo depende del color del cristal con que se miren las cosas, Pilar...Aquí el bueno es el dragón que fue engañado por el hijo del emperador. En otros cuentos el dragón es el malo y el hombre el bueno...El caso es que el dragón era feliz con su perla y la avaricia humana lo abocó a la destrucción. Mi gratitud por la historia, amiga.
    Mi abrazo y feliz domingo. Cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  10. Me gustan mucho las leyendas chinas y esta no la conocía. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  11. Pobre dragón comiéndose una bala de cañón en vez de su amada perla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Este ya lo publiqué yo también hace un par de meses en Mi bosque Mágico, es un cuento precioso y triste. El dragón tenía una única posesión y la perdió. La avaricia humana siempre prevalece, ¡Qué triste!, aquí me pongo de parte del dragón.
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Pobre dragón se quedo sin su perla y perdió la vida.
    Besos Piruja.

    ResponderEliminar
  14. Estupenda esta historia china, aunque sienta mucha penita por ese dragón.
    Gracias Piruja por tu visita amiga.
    Feliz tarde.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. La había leído cuando la pusiste en Facebook, pero me ha gustado volver a recordarla. Claro que no se quien era el malo y el bueno.
    Muy bonitas las fotografías que has puesto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado la leyenda!!Pero qué obsesión a del ser humano con quitar al otro sus posesiones...
    No fué justo que el rey quisiera sumar más a sus tesoros y menos matar al dragón.Allá donde vamos lo destrozamos todo!!Buena enseñanza nos dejas amiguca!
    Me quedo como una niña pequeña leyendote.Ese anónimo sabe muy bien tejer historias que llegan mucho !
    Besucos

    ResponderEliminar
  17. ¡Pobrecito Dragón! Así somos los seres humanos, matamos por tesoros de otros. Preciosa leyenda Piruja. Un beso.

    ResponderEliminar