domingo, 27 de julio de 2014

Los Zapatos Viejos.


Un estudiante universitario salió un día a dar un paseo con un profesor, a quien los alumnos consideraban su gran amigo debido a su bondad para quienes seguían sus instrucciones.

Mientras caminaban, vieron en el camino un par de zapatos viejos y supusieron que pertenecían a un anciano que trabajaba en el campo de al lado y que estaba por terminar sus labores diarias.

El alumno dijo al profesor: hagámosle una broma, escondamos los zapatos y ocultémonos detrás de esos arbustos para ver su cara cuando no los encuentre.

Mi querido alumno amigo -le dijo el profesor-, nunca tenemos que divertirnos a expensas de los pobres.

Tú eres rico y puedes darle una alegría a este hombre. Coloca una moneda en cada zapato y luego nos ocultaremos para ver cómo reacciona cuando las encuentre.

Eso hizo y ambos se escondieron entre los arbustos cercanos. El hombre pobre, terminó sus tareas, y cruzó el terreno en busca de sus zapatos y su abrigo.

Al ponerse el abrigo deslizó el pie en el zapato, pero al sentir algo adentro, se agachó para ver qué era y encontró la moneda. Pasmado, se preguntó qué podía haber pasado. Miró la moneda, le dio vuelta y la volvió a mirar.

Luego miró a su alrededor, para todos lados, pero no se veía a nadie. La guardó en el bolsillo y se puso el otro zapato; su sorpresa fue doble al encontrar la otra moneda.

Sus sentimientos lo sobrecogieron; cayó de rodillas y levantó la vista al cielo pronunciando un ferviente agradecimiento en voz alta, hablando de su esposa enferma y sin ayuda y de sus hijos que no tenían pan y que debido a una mano desconocida no morirían de hambre.

El estudiante quedó profundamente afectado y se le llenaron los ojos de
lágrimas.

Ahora- dijo el profesor- ¿no estás más complacido que si le hubieras
hecho una broma?

El joven respondió: Usted me ha enseñado una lección que jamás olvidaré. Ahora entiendo algo que antes no entendía: es mejor dar que recibir.


Autor: Desconocido.





46 comentarios:

  1. Muy buena lección, Piruja. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angelines, si que es buena, gracias:)
      Besos.

      Eliminar
  2. Una lección para no olvidar, y preciosa historia.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inma, así es amiga, me alegro que te haya gustado:)
      Besos.

      Eliminar
  3. Hola Piruja,cierto,siempre es mejor dar que recibir pero cuando se recibe con Amor por parte de quien te da también es hermoso. espero que me reconozca eh.
    Me encantó éste cuento:).
    Beso grande con abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teresa, tu lo dices querida amiga, siempre es mejor dar que recibir y que bien te encuentras luego verdad?, me alegro que te haya gustado, pero como no te voy a reconocer si eres en todo tu misma:), gracias por seguirme también:)
      Otro beso para ti!!

      Eliminar
  4. Hermosa historia y mejor lección de vida.
    Si camináramos pensando que "es mejor dar que recibir", el mundo andaría de otra manera.
    Cariños varios, Piru-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juglar, opino como tu, si hiciésemos eso siempre como tu bien dices el mundo seria diferente y no seria tan egoísta la gente, me alegro que te haya gustado, gracias por tu cariño:)
      Besos.

      Eliminar
  5. Cuánto nos cuesta hacernos felices a nosotros mismos dando parte de lo que nos sobra a los que necesitan casi todo.

    Bello ejemplo, Piruja.

    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Ignacio, tu mismo lo dices, nos cuesta mucho hacer esa acción que si nos damos cuenta no cuesta nada hacerla, pero somos egoístas de nacimiento, me alegro que te guste, feliz semana para ti también:)
      Besos.

      Eliminar
  6. Hermosa historia y lección.
    Besos, Piruja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Verónica, me alegro que te haya gustado, gracias:)
      Besos.

      Eliminar
  7. Todo un ejemplo.

    Una maravillosa historia.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amalia, gracias por tu visita, me alegra saber que te ha gustado:)
      Mas besos para ti:)

      Eliminar
  8. Una historia llena de humanidad, el problema es que existen muchos guasones en esta vida.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, así es amigo, aparte de ser guasones también muchos egoístas.
      Besos.

      Eliminar
  9. Bellísima moraleja dentro de un precioso relato
    GRACIAS! !

    Besos cariñosos

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tramos, me alegro que te haya gustado todo, las gracias a ti siempre:)
      Besos.

      Eliminar
  10. Me encanta ese respeto a los pobres, que expresa el maestro...Ya tienen bastante con pasar necesidades. Lo que verdaderamente les hace feliz es la generosidad...Esas monedas humanas, que se hicieron divinas por unos momentos...Realmente es muy emotivo hacer felices a los demás y a veces, como en este caso, cuesta muy poco...
    Mi felicitación y mi abrazo grande por tus buenas historias...Ya estoy de nuevo en Madrid con todos vosotros, Pilar.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MªJesús, comparto tu opinión y es verdad ya no a los pobres si no en general la gente ya tiene bastante con pasar las penurias que están pasando como encima vengan y les falten al respeto, siempre debemos ser generosos y compartir dentro de nuestros medios lo que tenemos, como bien dices cuesta muy poco hacer feliz a las personas.
      Me alegro que ya estés en Madrid con nosotros, gracias siempre por todo lo que me dices y el cariño que me das, gracias:)
      Besos.

      Eliminar
  11. Hola amiga, cuantas cosas se pueden explicar bellamente aunque no lo sea a primera vista. Me encanta leer tus historias. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, me alegra mucho saber que te gustan las historias que voy poniendo en el blog, te estoy muy agradecida, gracias por todo:)
      Besos.

      Eliminar
  12. Tu historia da para pensar mucho y sobre todo, estar en lugar de otro para poder palpar siquiera momentáneamente todo lo que sufre.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Armando, así es amigo, siempre debemos ponernos en el lugar de los demás y por eso procurar ser mas generosos en todo, al menos con la gente que sufre, las gracias a ti:)
      Besos.

      Eliminar
  13. Muy buen relatillo pero pobre hombre, ahora todos los días se quitaría los zapatos y los dejaría solos un rato esperando sus monedillas. Una especie de Ratoncito Pérez para él o Reyes Magos.
    Los niñatos esos debieron hacer lo siguiente:
    Hablar con sus padres y que le dieran un trabajo al pobre hombre.
    Digo yo y si no, pues también lo digo.
    Ahora mismo Montoro, leyendo esto dirá:
    Se lo va a gastar en vino...

    Feliz lunes y el trolleo ya te lo has llevao Pirujillaaaaaaaa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dany, que alegría verte por aquí:), bueno tampoco debemos ser egoístas y tentar a la suerte, yo creo que el hombre seguir su rutina de siempre sin pensar en si le dejaran de nuevo otras monedas, no creo que el pobre hombre ande pensando en el ratoncito:)
      De Montoro me callo lo que te iba a decir, ya que me meterían en la cárcel:), el y toda su camarilla si que se lo gastan en "vinillos", me alegro de haberme llevado ese trolleo jeje
      Besos.

      Eliminar
  14. Una historia muy emotiva.......y lo principal de todo es que el estudiante aprendió bien la lección de su profesor. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charo, si que es muy emotiva y como bien dices lo mas importante esque se aprenda la lección tanto el estudiante como todos los demás, gracias:)
      Besos.

      Eliminar
  15. Piruja preciosa enseñanza
    te extano
    besosr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mjesús, me alegro que te haya gustado, yo también te he extrañado mucho, en cuanto pueda te visito:)
      Besos.

      Eliminar
  16. Respuestas
    1. Hola Mª Jesús, si que es buena, ahora falta que la aprendamos:), gracias.
      Besos.

      Eliminar
  17. Bonita historia y buena lección, la vida nos enseña si preguntarle.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafael, tu mismo lo dices, la vida es la mejor escuela para enseñarnos, me alegro que te haya gustado.
      Besos.

      Eliminar
  18. Buena lección de un mejor profesor . :)
    Besazo, hermosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dolega, así es amiga, gracias:)
      Besotes!!

      Eliminar
  19. Bellizima la moraleja... Hay tantos casos de zapatos viejos que a mi se me parte el corazon..
    Siempre es un placer visitarte ( me escape de mis vacaciones jajaja pero tengo que volver )

    Mil besos Piruja
    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isa, tu lo dices, demasiados casos.
      Gracias por esta escapadita que has echo de tus vacaciones y acordarte de mi, que sigas disfrutando de ellas, gracias:)
      Mas besos para ti:)

      Eliminar
  20. !Que gran y hermosa Lección de Vida le dio el Profesor al alumno ! eso si que es Enseñar de verdad y de corazón y sobre todo con amor , porque enseñar sin amor no es enseñar de verdad , hay que educar también los sentimientos y que sepa el alumno lo importante que eso es . Y por supuesto tiene razón es mucho, muchísimo mejor dar que recibir . Me ha encantado , Pili , Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charete, esque yo creo que esa es la mejor manera de enseñar y que estoy segura que es así como tu lo haces:), pienso como tu en que es necesario también educar los sentimientos he ir formando desde bien pequeñitos, de siempre es mejor dar a recibir, aunque también de vez en cuando gusta recibir:), me alegro que te haya gustado.
      Besos.

      Eliminar
  21. Me ha encantado la historia. Me encanta el mensaje. Gracias por publicar este tipo de relatos tan tiernos.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara, me alegra saber que te ha gustado, las gracias a ti siempre por acompañarme:)
      Besos.

      Eliminar
  22. Indiscutiblemente hay mucho más placer en dar que en recibir, como esa dádiva de vida que un día por amor nos entregaron.
    Una hermosa leyenda y con una moraleja sabia y por sobre todas las cosas humana.

    Un abrazote, amiga mía y besitos para esa personita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mayra, tienes toda la razón en lo que dices y que estoy de acuerdo contigo, me alegro que te haya gustado, gracias por todo Mayra:)
      Besotes!!

      Eliminar
  23. Hola hermosa Piruja.
    Ya las he repasado todas, desde la última que leí del cachorro, la gran mujer americana defensoras de los derechos, por acabar por la segregacion, y todos los demás, pero este, nos enseña algo muy importante, las emociones no se pueden guardar, exploran y salen del corazón, una broma de mal gusto puede causar mucho daño, una ayuda en silencio, hace saltar de alegría, a quien la regala y a quien la recibe.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ambar, muchas gracias por pasearte y ver las demás entradas, te lo agradezco mucho y me alegra saber que te han gustado y de que en algunas sacamos esas lecciones, gracias por todo:)
      Besos.

      Eliminar