jueves, 2 de octubre de 2014

La Hilandera (Leyenda)


Erase una vez un molinero muy pobre que no tenia en el mundo mas que a su hija, ella era una muchacha muy hermosa.

Cierto día el rey mando llamar al molinero, pues hacia mucho tiempo que no le pagaba impuestos, el pobre hombre no tenia dinero, así es que se le ocurrió decirle al rey:
- Tengo una hija que puede hacer hilos de oro con la paja.
- ¡ Tráela !- ordeno el rey.

Esa noche el rey llevo a la hija del molinero a una habitación llena de paja y le dijo:

- Cuando amanezca, debes haber terminado de fabricar hilos de oro con toda esta paja, de lo contrario castigare a tu padre y también a ti.

La pobre muchacha ni sabia hilar, ni tenia la menor idea de como hacer hilos de oro con la paja, aun así se sentó frente a la rueca a intentarlo, como su esfuerzo fue en vano, desconsolada se echo a llorar.

De repente la puerta se abrió y entro un hombrecillo extraño.
- Buenas noches dulce niña, ¿ por que lloras ?
- Tengo que fabricar hilos de oro con esta paja -dijo sollozando- y no se como hacerlo.

-¿ Que me das a cambio si la hilo yo ?- pregunto el hombrecillo.
- Podría darte mi collar - dijo la muchacha.
- Bueno, creo que eso bastara - dijo el hombrecillo y se sentó frente a la rueca.

Al día siguiente, toda la paja se había transformado en hilos de oro, cuando el rey vio la habitación llena de oro, se dejo llevar por la codicia y quiso tener todavía mas, entonces condujo a la muchacha a una habitación aun mas grande llena de paja, y le ordeno convertirla en hilos de oro, la muchacha estaba desconsolada. "¿ Que voy hacer ahora ?", se dijo.

Esa noche el hombrecillo volvió a encontrar a la joven hecha un mar de lagrimas, esta vez acepto su anillo de oro a cambio de hilar toda la paja. Al ver tal cantidad de oro, la avaricia del rey se desbordo, encerró a la joven en una torre llena de paja.

- Si mañana por la mañana ya has convertido toda esta paja en hilos de oro, me casare contigo y seras mi reina.
El hombrecillo regreso por la noche, pero la joven ya no tenia nada mas para darle.
- Cuando te cases- propuso el hombrecillo -tendrás que darme tu primer hijo.
Como la joven no encontró una solución mejor, tuvo que aceptar el trato.

Al día siguiente, el rey vio con gran satisfacción que la torre estaba llena de hilos de oro, tal como lo había prometido, se caso con la hija del molinero.

Un año después de la boda, la nueva reina tuvo una hija, la reina había olvidado por completo el trato que había echo con el hombrecillo, hasta que un día apareció.
- Debes darme lo que me prometiste -dijo el hombrecillo.
La reina le ofreció toda clase de tesoros para poder quedarse con su hija, pero el hombrecillo no los acepto.
- Un ser vivo es mas precioso que todas las riquezas del mundo- dijo.

Desesperada al escuchar estas palabras, la reina rompió a llorar, entonces el hombrecillo dijo:
- Te doy tres días para adivinar mi nombre, si no lo logras, me quedo con la niña.
La reina paso la noche en vela haciendo una lista de todos los nombres que había escuchado en su vida, al día siguiente, la reina le leyó la lista al hombrecillo, pero la respuesta de este a cada uno de ellos fue siempre igual:
- No, así no me llamo yo.
Al tercer día, la desesperada reina envió a sus emisarios a los rincones mas alejados del reino, ya entrada la noche, el ultimo emisario en llegar relato una historia muy particular.
- Iba caminando por el bosque cuando de repente vi a un hombrecillo extraño bailando en torno a una hoguera, al tiempo que bailaba iba cantando:"¡ La reina perderá, pues mi nombre nunca sabrá, soy el gran "! Rumpelstiltskin !".

Esa misma noche, la reina le pregunto al hombrecillo:
-¿ Te llamas Alfalfa ?
- No, así no me llamo yo.
-¿ Te llamas Zebulón ?
- No, así no me llamo yo.
-¿ Sera posible entonces, que te llames Rumpelstiltskin ?- pregunto por fin la reina.

Al escuchar esto, el hombrecillo sintió tanta rabia que la cara se le puso azul y después marrón.
Luego pateo tan fuerte el suelo que le abrió un gran hueco.
Rumpelstiltskin desaparecio por el hueco que abrio en el suelo y nadie lo volvió a ver jamas.
La reina por su parte, vivió feliz para siempre con el rey y su preciosa hijita.

Fin.


Autor: Desconocido.




34 comentarios:

  1. Que linda leyenda!!!! me gusto mucho....gracias Piruja por darla a conocer,,,
    Un besito y feliz día....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Camelia, las gracias siempre a todos vosotros y mi mayor pago que os guste:), feliz fin de semana.
      Besos.

      Eliminar
  2. Una bonita leyenda la que nos cuentas hoy niña.,
    No se quien era mas avaricioso si el rey o Rumpelstinskillt, jejeje el rey se lleno de oro y el otro de bisuteria ajjaja
    En cualquier caso esto es una de las cualidades del ser humano sacar algo a cambio de algo.
    Bueno vamos a darle al callo jejejejej
    Cuidaos mucho pequeña, mazo besotesssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chiquillo, jeje el otro se lleno de bisutería eh? jeje, cuantos hoy en día se llenan de ella verdad?, la verdad que no se sabe cual fue mas avaricioso si el uno o el otro, pero a los dos los tenían que haber metido en el pajar y así ver lo que hacían, es como dices que el mundo funciona así, unos sacando lo que pueden de otros y no siempre a cambio de algo, que arcanos somos eh? jeje, cuidate mucho y deja algo de trabajo para los demás:), feliz finde maestro Po:)
      Mazo besotes también pa ti:)

      Eliminar
  3. Que bien me lo pasaré con Lucía cuando le empiece a contar tus leyendas, muchas gracias !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angelines, ya me gustaría verle la carita cuando empieces a contárselas:), las gracias siempre a ti:)
      Besos.

      Eliminar
  4. Bonita y entretenida historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Armando, muchas gracias por todo.
      Besos.

      Eliminar
  5. Yo sabía una historia parecida, pero el duende se llamaba mago Tiribilintín.
    Me pregunto por que el embustero padre y el avaricioso rey no tuvieron ningún castigo y sí lo tuvo el pobre enano que trabajó varias noches seguidas, sin paga especial de nocturnidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª Jesús, anda que el nombrecito también se las trae como este de aquí:), pues lo del castigo seguro que eran familiares de los políticos que tenemos aquí que les pasa lo mismo:), gracias.
      Besos.

      Eliminar
  6. Como buen cuento tiene un final feliz, pero ¡menudo energúmeno avaricioso que era el rey!
    Y el nombre del duende se las traía en lata
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, ya te digo con el nombrecito, y la avaricia es lo de siempre, cuanto mas se tiene mas se quiere, gracias:)
      Besos.

      Eliminar
  7. ¿Has visto algún capítulo de la serie Erase una vez? Sale un Rumpelstiltskin realmente espantoso, taimado y cruel, al que de vez en cuando le asoma una pizca de corazón.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jara, creo que vi un capitulo pero no vi a la "belleza" que dices:), menos mal que al menos se le ve alguna vez esa pizquilla de corazón:)
      Besos.

      Eliminar
  8. Como siempre Piruja nos dejas una gran leyenda con muchas enseñanzas.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo, como siempre te doy las gracias por estar siempre:)
      Besos.

      Eliminar
  9. Mi niña, sin proponérmelo, me he evadido tanto del momento, que he tenido la sensación de volver a revivir aquellos bellos momentos de mi niñez.
    Tu relato, me ha recordado a un cuento que solían leerme antes de dormir, se titulaba el ENANO SALTARÍN, es muy parecido a esa narración anónima que hoy nos traes, lo más seguro es que, el cuento que yo recuerdo, esté basado en esa historia de la hilandera.
    Te dejo mis cariños y un fuerte abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kasioles, me alegro mucho por lo que dices que por un momento te has evadido y has vuelto a esos momentos tan bonitos que dices:), todos los cuentos quieras o no tienen algo parecido y seguro que los unos y los otros basan sus historias en los demás, lo bonito de ellos es que nos traigan bonitos recuerdos, gracias por tu cariño:)
      Besos.

      Eliminar
  10. Menos mal que al rey no le dio por pedir a su amada reina que continuase haciendo hilos de oro de la paja...
    Ay la avaricia!
    :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marinel, pues menos mal, pero siendo así de avaricioso no me hubiese extrañado.
      Besos.

      Eliminar
  11. Pilar, una preciosa historia, que de nuevo nos hace pensar...A veces estamos en una encrucijada pero la vida nos dá siempre una oportunidad para seguir adelante...No obstante, las pruebas no acaban nunca y siempre necesitamos superarlas y para ello tendremos al lado alguien que nos ayude...Dios aprieta pero no ahoga...Muy bella y amena tu historia, amiga...Mi felicitación y mi abrazo grande siempre...
    M.Jesús
    Pd.También tú eres pájaro de emociones, que captas, vives y sientes todo lo que te rodea y aportas tu grano de arena para mejorar el vuelo de la bandada.

    ResponderEliminar
  12. FINAL FELIZ. ME ENCANTAN LOS FINALES FELICES AUNQUE ESTE REY FUE UN GRAN AVARICIOSO Y PERSONAJES ASÍ NO PUEDEN HACER FELICES A NADIE, PERO BUENO PIENSO QUE EL REY CAMBIÓ Y YA JAMÁS VOLVIÓ A SER AVARICIOSO.BESICOS

    ResponderEliminar
  13. Y....la avaricia rompió el saco!!!!

    Me parece una leyenda donde cada personaje olvida lo más importante y hablo del amor.

    Me gustó y como debo ser la más mala de la leyenda , yo, le hubiera hecho sufrir más a la reina.


    Besos fuertes

    tRamos

    ResponderEliminar
  14. Magistral historia para dar una lección a la avaricia de las personas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Pero que bonita!! es una pena que la avaricia haga que el ser humano no se de cuenta que nada tiene mas valor
    que aquello que tiene vida.Yo me habría comido vivo al duendecillo en ese mismo momento en el que me pide a mi hija.

    Besos más que grandes!!

    ResponderEliminar
  16. A veces me pregunto si desde las más antiguas leyendas el ser humano tendría un precio...

    Uffffff

    Pero una linda y enriquecedora leyenda, como siempre nos dejas.

    Besotes por dos, mi Pirujillaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  17. Nunca es buena la avaricia.

    Una excelente leyenda.

    Un besito y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  18. La avaricia rompe el saco, eso dicen y bien cierto es. Cuentas unas leyendas que me encantan Piruja, son muy curiosas, así que gracias. Un beso y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  19. Estimada Piruja, me pregunto por qué estas fábulas antes provocaban un cierto efecto aleccionador en los niños, en las persona, y ahora parecería que nado lo consigue. Muy buena, gracias por subirla.

    Y llevas toda la razón al decirme que iba a venir a explicarte lo de los comentarios y no vine, pero me encantaría que me entendieras que es MUY difícil poder cumplir con más de 4300 personas, creo que el error es prometer. Muchos creen que tener un blog con tanta "popularidad" es sólo placer, pero te aseguro con vehemencia que tiene sus bemoles.

    Ahora sí, un beso muy grande y gracias por ser tan amable conmigo.
    HD

    ResponderEliminar
  20. Me has recordado la infancia, donde las ambiciones se coronaban de majestad y de oro. Por otro lado estaba la envidia capaz de hacer una sima por la que desaparecer. La cantidad de violencia y protagonismo del afán poseedor hay en los cuentos y leyendas que se consideran infantiles.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. A mi también me ha traído el recuerdo de un Cuento que se llamaba " El enano Saltarin" y lo que me gustaba leerle Cuentos e Historias a mis hermanas y hermano . Como yo era ( y soy) la mayor me ponían a leerle a mis hermanas y la verdad es que me encantaba hacerlo , incluso me inventaba más cosas de las que ponía el Cuento .
    Me pregunto si entonces sacábamos alguna enseñanza de aquellas historias que creo que si porque a las generaciones de ahora le " molan" más los Video Juegos e historias horrorosas que hay por ahí .
    De todas formas la lección está clara : la avaricia rompe el saco y nunca es buena para nadie pero a nuestros "queridos" politicos parece ser que les va muy bien siendo ambiciosos y avaros. Me ha gustado mucho, Pili , Gracias por tus historias y Leyendas que siempre nos ayudan a reflexionar ! Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  22. Me has recordado al pintor Diego Velázquez con su obra La Hilanderas que es un perfecto resumen de la trayectoria del pintor sevillano, tanto de su versión más conservadora como la más vanguardista y radical.
    perdona me sali de la leyenda..

    Estoy algo deacuerdo con tRamos con esta leyenda nos olvidamos de lo principal, el amor.

    Un beso Piruja
    Isa

    ResponderEliminar
  23. Como siempre tus entradas me encantan, hoy he recordado muchas cosas de mi niñez, son cosas entrañables aunque tu escrito no tenga nada que ver con eso.
    Siempre un placer leerte. Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Os agradezco mucho vuestras visitas y comentarios, gracias a todos:)

    Besos.

    ResponderEliminar