sábado, 9 de marzo de 2019

Leyenda de la celebración entre el Sol, la Luna y el Viento.


Un día, el Sol, la Luna y el Viento fueron a comer con sus tíos el Trueno y el Relámpago. Su madre, una de las más brillantes estrellas del firmamento, esperaba sola su regreso.

El Viento y el Sol eran muy glotones y se lo comieron todo, sin guardar nada para su madre. Pero la suave Luna no se olvidó de ella. De cada cosa que le servían guardaba un poco en las hermosas uñas de sus dedos, a fin de que la madre pudiera probar lo que ellos comían.

Al volver los tres a casa, su madre, que les había estado esperando todo la noche, les preguntó:

- ¿Qué me habéis traído del banquete?

- Yo no he traído nada para ti -dijo el Sol, que era el mayor de todos.- Fui a divertirme, no a divertirte a ti, mamá.

- Yo tampoco he traído nada -contestó el Viento.- No era lógico que os reservase nada cuando ni siquiera para mí hubo bastante.

Pero la Luna dijo alegremente:
- Mamá, trae un plato y te pondré en él lo que te he traído.
Y cuando tuvo ante ella el plato, la Luna depositó lo que había guardado en las uñas.

La Estrella se volvió entonces hacia el Sol y le dijo:

- Ya que sólo has pensado en ti, sin acordarte para nada de tu madre, te maldigo y de ahora en adelante, tus rayos lo abrasarán todo, y la gente te odiará y en cuanto aparezcas se cubrirá la cabeza.

(Y por eso el Sol hace sudar y quema la piel.)

Volviéndose al Viento, la Estrella continuó:

- Tú también te olvidaste de tu madre. Desde hoy, soplarás siempre con fuerza, arrancarás los árboles y la gente te maldecirá constantemente.
(Y es por eso que el Viento es siempre desagradable.)

Dicho esto, la Estrella se volvió hacia la Luna y con voz suave le dijo:

- Tú has sido buena hija, y desde este momento, serás el astro más dulce, hermoso y plácido. Los hombres te contemplaran amorosamente, y los poetas no cesarán en el curso de los siglos, de cantarte alabanzas.
(Y por eso la Luna es tan hermosa y sus rayos tan acariciadores.)


Autor: Desconocido.





20 comentarios:

  1. Bella leyenda Piruja, de la Luna y el Sol todo lo que nos llega es bueno.
    Feliz fin de semana.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonita y romántica leyenda! Un placer haberla leído. Me ha gustado mucho. Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Ahora entiendo el porqué de sus procederes:)
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que bonita leyenda Piruja, y es cierto ahora que lo pienso... la luna nunca molesta, al revés, da luz a la oscuridad. Al final cada cual tiene lo que se merece :))).
    Un gusto la lectura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Curiosa leyenda, quizás un poco cogida por los pelos... pero si pensamos en el sol de los desiertos africanos y en el aire (Cierzo) que hace en Zaragoza muchos días, está perfectamente documentado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hermosa leyenda aunque me ha dado un poco de pena el sol pues es muy saludable tomarlo con precaución.Besicos

    ResponderEliminar
  7. Una preciosa leyenda llena de esa magia que siempre nos cuentas .
    Una feliz noche y mi abrazo va en ella ..

    ResponderEliminar
  8. La luna sale ganando,por su generosidad y entrega...Pero,también el sol y el viento son merecedores de nuestra gratitud por su misión en la naturaleza.La leyenda es original y cumple su cometido, todo tiene un porqué y un sentido. En este caso la luna, como una madre, nos arropa siempre y nos acuna. Lámpara de luz que nos alienta en la noche.
    Mi gratitud y mi abrazo, Pilar.

    ResponderEliminar
  9. Hola Piruja.. De donde sacas esas historias, son tuyas, podrías hacer un libro de cuentos, para niños y adultos.. Todas ellas son estupendas..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Llorenc, muchas gracias por lo que dices pero no no son mías, busco en internet y cuando veo algo que me gusta lo comparto con vosotros, algunas veces pone el autor y lo pongo, pero otras como esta al no ponerlo pongo desconocido, cuando he publicado algo mio es cuando pongo mi nombre Pili :), gracias.

      Besos.

      Eliminar
  10. Holaaaa Piruja cielo que bonitaaaaaa la leyenda del sol -la luna- y el viento, me ha encantado que bonitas cosas nos cuentas corazón, te lo agradezco en el alma, porque yo la luna la miro cada noche porque las pesadillas me levantan y me voy al patio a mirarla, feliz noche besitoss

    ResponderEliminar
  11. Es una leyenda muy bonita que enseña a valorar a los demás,sólo que el tema del rencor no me atrae
    Se puede ofrecer una sonrisa a quien no te olvidó,pero no castigar a quien lo hizo.
    Sabes?es que no me gusta la venganza,y aunque es una leyenda,me grita un poco el tema que te comento
    Besucos

    ResponderEliminar
  12. Como toda leyenda, o fábula tiene una enseñanza.
    La luna me fascina, también el viento... y el sol es tan necesario, y es cierto que el viento y el sol pueden ser muy molestos.
    Una forma muy peculiar de de explicar las cosas.
    Besossss

    ResponderEliminar
  13. La Luna y el Sol, que buena combinación para una leyenda hermosa. Adoro la Luna es muy inspiradora para mis letras. Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  14. Tenía razón la estrella pues yo soy una que, no es que lo odie, pero me gusta poco que llegue el verano por lo que "quema".
    Sin embargo, como mi signo es Cáncer y todos los cáncer somos un poco lunáticos...la Luna si me gusta.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Pensándolo bien, la luna no le hace daño a nadie (excepto a los hombres lobo, claro).
    Te dejo un abrazo, Piruja.

    ResponderEliminar