sábado, 21 de diciembre de 2019

Las Arañas de Navidad.


Hace mucho tiempo, en un pueblecito de las montañas Harts, en Alemania, empezaban a prepararse para la Navidad y como era costumbre, todas las señoras se dispusieron, escoba en mano, a limpiar dejando todo reluciente para cuando llegaran las fiestas.

Hubo una vez hace mucho, mucho, tiempo, un hogar alemán, en el que la madre se encargaba de limpiar la casa para celebrar el día más maravilloso del año.

Era el día en el que nacía Jesús, el día de la Navidad. Ella limpiaba y limpiaba, para que no pudiera ser encontrada ni una sola mota de polvo. Incluso limpió esos rincones en donde, en muchas ocasiones, al hacer mucho tiempo que no se limpia, suelen aparecer minúsculas telas de araña.

En la casa, una araña había establecido su nido en las vigas del comedor y cual no sería su miedo al ver como la escoba se acercaba peligrosamente a sus pequeñas hijas. Así que las llamó a todas y se escondieron un poco más arriba, justo en un pequeño hueco entre los ladrillos, que casi no se veía.  Y allí quedaron escondidas dos o tres días, hasta que una noche vieron algo asombroso.

Del mismo suelo del comedor, había brotado un árbol centelleante de luces y lleno, desde la raíz a las puntas de toda clase de cosas brillantes y deliciosas.

Las pequeñas apenas podían contener su impaciencia, pero la madre araña no las dejó salir del nido hasta que toda la casa estuvo en silencio.

Entonces las arañitas se deslizaron por sus hilos y bajaron hasta el árbol para ver de cerca todas aquellas maravillas. Pasearon arriba y abajo mirándolo todo, tocando los adornos con sus patas y dando tantas vueltas que, al final, todo el árbol quedó envuelto en una gran masa de telarañas y había perdido todo su esplendor.

Cuando Santa Claus bajó por la chimenea aquella noche y se acercó al árbol, se dio cuenta que estaba lleno de arañas. Se rió mucho viendo lo felices que eran las arañas, pero también sabía que los niños se`pondrían tristes cuando vieran su árbol tan sucio y gris.

Santa Claus sintió lástima de las pequeñas arañas, porque también son criaturas de Dios, sin embargo pensó que la dueña de la casa no pensaría lo mismo que él.

Así que les preguntó si querían quedarse en el árbol para siempre. Algunas dijeron que si y otras decidieron volver a su nido. Santa Claus sopló sobre el árbol y, las que quisieron quedarse, se convirtieron en arañitas doradas y sus hilos en bonitas y brillantes guirnaldas que colgaba de las ramas del árbol, haciendo que este fuera aún más bonito.

Desde entonces, en Alemania, todos los años, los abuelos les cuentan a sus nietos la leyenda de las Arañas de la Navidad, y colocan con ellos las guirnaldas brillantes y de colores en el árbol. Cuenta la tradición que siempre hay que incluir una araña en medio de cada decoración.

Y esta es la razón por la que muchas personas ponen arañas y cintas doradas en los árboles de Navidad.



Autor: Desconocido.


FELIZ NAVIDAD A TODOS LOS QUE ME VISITÁIS, BESOS.





27 comentarios:

  1. Bonita leyenda.
    En Broto (Huesca), no se si existen arañas de decoración, pero al natural te puedo asegurar que las hay a cientos, dentro y fuera de las casas.
    Recuerdo en una ocasión que en el porche quité con cuidado la clásica telaraña, y de manera inmediata la araña salió de su escondite y se puso a hacer otra igual, en un pis-pas la tenía hecha.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Felices Navidades tambien para tí y los tuyos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Precioso cuento amiga , me ha encantado que linda historia gracias preciosa por darnos a conocer estas bellas historias ...espero que sigas ofreciendo muchas más en el este Nuevo Año ..Y para eso tenemos que pasar por las Navidades así pues que decirte Una muy Felices Fiestas con todo mi cariño Pilar .Gracias por darnos magia .

    ResponderEliminar
  4. Bonita leyenda. me suena a conocida, no sé si pusiste ya algo de esto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Una curiosa leyenda...pero yo no pondría una araña en mi árbol pues les tengo terror y si veo alguna salgo corriendo.Besicos y FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué curioso! Desconocía esta leyenda. Ha sido muy bonita. Ideal para contar en estas fechas. Un beso, Piruja y Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  7. Que fantástica leyenda y que ternura de arañitas en el árbol, muy propicia para contarla en estos dias Navideños. Felices Fiestas amiga, que las pases llena de alegría y felicidad con los tuyos. Te mando saludos.

    ResponderEliminar
  8. Pilar, nos dejas una leyenda muy entrañable para estas fechas. Me han encantado las arañas brillando en el árbol de Navidad.
    Espero que pases unos días felices en compañía de familia y amigos y que el nuevo año te traiga mucha salud, alegrías y ganas de compartir la vida, amiga.
    Te dejo mi abrazo y mi cariño siempre.

    ResponderEliminar
  9. Un cuento mágico, como suelen serlo los cuentos de Navidad, donde la vida, en cualquiera de sus manifestaciones, se muestra como algo extraordinario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Bonito y enternecedor este cuento de Navidad.
    Te deseo mucha felicidad, en compañía de tu familia y amigos, para estas fiestas y un Año Nuevo maravilloso.
    Feliz Navidad!! Muchos besos.

    ResponderEliminar
  11. Una historia tierna y divertida, las arañas no me gustan nada pero bueno si son doradas, vale.
    Besos
    ¡Felices fiestas!

    ResponderEliminar
  12. Hola Piruja!! Que bonita historia nos traes, con la llegada de Santa Claus hubo una buena solución, no sabia que se pusieran arañas en el árbol. ¡FELICES FIESTAS!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Muy bonita historia. Feliz navidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga, lo primero quiero darte las gracias por tu visita a mi blog, hace tiempo que no nos visitamos, espero que empecemos el nuevo año con más tiempo para hacerlo, por mi parte es un verdadero placer Piruja.¡Feliz salida y entrada de año amiga.

      Un abrazo con mis mejores deseos.

      Eliminar
  14. Arañas doradas, recordaré tu entrada.
    Mi intención es desearte, junto con los tuyos, que disfrutes de una FELIZ NAVIDAD y que, en el próximo 2020 se cumplan todos tus sueños.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  15. Hola Piruja.. Una gran historia, como ya nos tienes acostumbrados.
    Como estaré unos días ausente de los Blogs, te deseo que pases unas felices fiestas de Navidad. Nos volvemos a ver el próximo 2020..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  16. Yo lo siento mucho pero de arañas.... ná de ná.
    Te deseo Felices Fiestas y que tu nuevo año sea mejor que ninguno.
    Nos leemos querida amiga.
    Cuídate mucho y un abrazoooooooooo.

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué bonita historia sobre Navidad!!!
    Cuando mi hijo era pequeño leía un cuento sobre una araña que vivía en el portal de Belén donde nació Jesús. La araña se dio cuenta del magnífico acontecimiento, y para que el Niño Jesús no pasara frío se puso a tejer para tapar un agujero del establo por donde se colaba el helador viento de la noche.
    Felices fiestas, querida amiga.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  18. Mi querida Piruja!!!!!
    Qué bonita historia, me ha gustado mucho!!!!
    Te deseo que pases una entrañable Navidad junto a tu familia y que en este año que comienza se cumplan tus sueños!!!!!
    Un abrazo enorrrrrme de cariño!!!!!! :)

    ResponderEliminar
  19. Que cuento más hermoso, he disfrutado mucho leyéndolo.
    Te deseo en este día una noche muy feliz en compañía de todos los tuyos, y un Año Nuevo lleno de todas las cosas buenas.
    FELICES FIESTAS con mi abrazo.

    ResponderEliminar
  20. A quien haya escrito esto, se las arregló para embellecer la imagen clásica que tenemos de las arañas para mostrarlas como seres benevolentes y adorables. Pero todavía así me causan repulsión, no lo puedo evitar. Entiendo que esto explica una leyenda local y por ese lado está bien.
    Te dejo un abrazo, Piruja.

    ResponderEliminar
  21. Gracias por seguir contándonos historias tan curiosas
    Y darte las gracias por pasarte durante mi ausencia

    Felices fiestas, Piruja!

    Te dejo un abrabeso

    ResponderEliminar
  22. Una imagen entrañable de las arañas, que no la suelen tener buena , al final todo bicho viviente tiene su función en la naturaleza y mira por donde en el caso de este cuento de Navidad, la función es bonita.
    Desconocía este cuento,gracias Pili por compartirlo.
    Besos y feliz navidad
    Puri

    ResponderEliminar
  23. Que lindo relato de navidad!! , mis mejores deseos para estas fiestas y que tengas un bendecido nuevo año. Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Esta leyenda de las arañitas, ya la puse yo hace unos años, por lo tanto me la sabía, pero no hice las fotografías tan bonita como las tuyas, mejor dicho, no hice fotos.
    Tu siempre tan artista.
    Un fuerte beso.

    ResponderEliminar
  25. Muy bonita la historia implementando las cintas y las arañas. Felices fiestas.

    ResponderEliminar