sábado, 3 de agosto de 2019

El lobo y el Caribú.


En el principio de los tiempos, Kaila era el dios del cielo por encima de los inmensos bosques y llanuras heladas. Creó al Hombre y a la Mujer.

Completamente solos y libres, el hombre y la mujer observaron el mundo a su alrededor. La mujer le pidió a Kaila que poblara la tierra. Kaila le dijo a la Mujer que hiciese un agujero en el hielo, y que sacase del agujero a todos los animales. El último de los cuales fue el caribú.

"El caribú será tu mejor regalo. El te alimentara a ti y tu familia, gracias a sus pieles confeccionareis ropa y tiendas para abrigaros”, le dijo Kaila a la Mujer.

La Mujer ordenó al caribú que se multiplicara, y habitase los inmensos bosques y llanuras heladas. Así fue. Los caribús se multiplicaron y los Hijos de la Mujer también.

Los Hijos de la Mujer cazaban siempre los caribús fuertes y gordos, no deseaban los caribús débiles, porque estos no tenían buena carne ni tampoco sus pieles eran buenas. Así fueron desapareciendo los caribús fuertes y sanos, aumentando el número de caribús débiles y enfermos. Viendo que sus hijos empezaban a pasar hambre, la Mujer se puso a llorar. Kaila desde el cielo vio sus lágrimas.

“Te di el mejor de los regalos y lo malgastaste, pero como mi generosidad es grande, intentaré ayudarte.” dijo Kaila a la Mujer.

Kaila habló con Amarok, el espíritu de los lobos, que vivía cerca de él en el cielo. Le pidió que enviase lobos a la tierra para que estos se comieran los caribús débiles y enfermos.

Desde lo alto de la colina, los hombres observaban a los lobos. Después de reunirse en el bosque, la manada de lobos se dirigió sin ruido hacia los caribús que rumiaban tranquilamente. Al ver los lobos, los caribús se agruparon, formando un círculo protector alrededor de los animales débiles y jóvenes.

Los lobos se lanzaron para romper el círculo formado por los caribús y alejar a los más fuertes. Desde aquel día el espíritu de Amarok reina en el Gran Norte.

Los Inuit dejan cazar tranquilos a los lobos, porque saben que el caribú nutre al lobo, pero el lobo mantiene la buena salud de los caribús.







16 comentarios:

  1. De siempre la Naturaleza ha sido muy sabia ¡Lástima que el hombre muchas veces lo estropee todo!
    Te doy la razón en lo que me dices en tu comentario, este verano está siendo demasiado agobiante, esperemos tener un mejor otoño.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  2. Bueno ya sabes que el principal depredador del hombre es él mismo.Aquello de que el hombre es un lobo para el hombre.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Una reflexiva leyenda que nos lleva a que la Madre Naturaleza protege todo aquello que sirve para que otras especies puedan nutrirse de otras.

    Besitos Pili pasa un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. La naturaleza siempre guarda el equilibrio, solo hay un animal de dos patas por cierto (espero que nadie se moleste, pero en si somos eso, racional o no) que tiene una destreza sin igual para romper el equilibrio. Ojala fuera materia obligatoria conocer la naturaleza desde el punto de vista del recpecto por ella.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  5. Una leyenda muy curiosa. La naturaleza se adapta, buscando equilibrio, a pesar de las decisiones humanas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Bonita leyenda muy de acorde con la sabía naturaleza.Besicos

    ResponderEliminar
  7. Una muy buenaa leyenda estoy de acuerdo con Alfred,cariños

    ResponderEliminar
  8. Otra bonita leyenda. Una pena que estemos lejos, si no probarías todas mis frutas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Una leyenda reflexiva y muy bonita. Me gusto leerla. Saludos y abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta que se produzca esa simbiosis natural. Y que los hombres la propagan porque la ven en la naturaleza. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Piruja!

    Como siempre nos dejas una lindísima leyenda para la reflexión, es sabia la naturaleza, lo que pasa es que el hombre no toma conciencia de sus actos destruye la belleza y riqueza del planeta en que habitamos.

    Me ha encantado, reina. Un abrazo y mil bendiciones, junto con mi gratitud.
    Se muy, muy feliz.

    ResponderEliminar
  12. Preciosa leyenda que explica de alguna manera la supervivencia de los animales en ambientes hostiles.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Excelente y muy reflexiva leyenda.
    Me ha gustado mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Precioso relato donde la fantasía se mezcla con la realidad y el equilibrio de la Naturaleza.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. En vez de lobos, Kaila debió haberle dado esa orden a los hombres. Nada más efectivo que un ser humano depredando, arrasando, extinguiéndolo todo.
    Te dejo un abrazo, Piruja.

    ResponderEliminar