sábado, 23 de abril de 2022

Leyenda del Jazmín.

Cuenta una leyenda árabe que había una vez:

Una joven beduina de nombre Jasmine, que vivía en el desierto alegre, libre y feliz, para protegerse de los ardientes rayos del sol cubría su bello rostro con cientos de velos de bellos colores.

Y dice la leyenda que un príncipe berebere supo de su historia y al desierto fue a buscarla, la descubrió entre dunas y arenas, caminando con ese porte que solo las diosas emanan al caminar.

Enamorado de aquella misteriosa mujer la pidió en matrimonio, le ofreció su palacio y todas sus riquezas.

Ella lo vio tan apuesto, tan gallardo, que acepto su ofrecimiento y se caso con el.

Pero los muros la atraparon entre paredes pintadas, copas de plata y rosas de papel, ¡ se sintió morir dentro de aquella jaula de oropel !

Escapo una noche a lomos de un corcel hasta sumergirse en las arenas del desierto mas cercano, allí se despojo de sus velos y ropajes, y ya amaneciendo expuso todo su cuerpo al sol.

El sol descubrió su rostro, y ante tanta belleza quedo prendado, tanta era su hermosura, que la transformo en un bello JAZMÍN.....






20 comentarios:

  1. Buenas noches Piruja que belleza de leyenda, ese sol quedo prendado de la flor.
    Un fuerte abrazo con todo cariño. Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Es triste que escapando de un encierro caiga en otro de ser una planta, por hermosa y olorosa que sea.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado esta leyenda, pero además me ha gustado mucho que hayas puesto tres fotos de tres tipos distintos de jazmines.
    Mil besos, guapa.

    ResponderEliminar
  4. No conocía esta leyenda. Yo tengo un jazmín en una maceta, está empezando a crecer, los primeros días con el vendaval que había se secaron parte de las flores.

    ResponderEliminar
  5. Al fin y al cabo siguió prisionera, una leyenda un tanto triste.Besicos

    ResponderEliminar
  6. Pilar, nos dejas una hermosa leyenda este día del libro...El jazmín es una flor muy especial y simboliza la libertad y belleza de la bella beduina, que huyó del palacio, donde se sentía presa...Realmente admirable cómo la sabiduría popular construye las leyendas y de alguna manero casi todas tienen al amor como protagonista.
    Feliz día del libro, aquí tenemos una tarde fresca de lluvias, amiga.
    Te dejo mi abrazo entrañable y mi ánimo siempre, Pilar.

    ResponderEliminar
  7. Leí la leyenda hace tiempo y me traes preciosos recuerdos de aquella época. A mi madre le gustaba el jazmín del príncipe, a mi el blanco, el primero de las fotazas que nos traes.
    Feliz 23-A.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy bonita leyenda, aunque me resulta un poco triste, tanta belleza queda en una perfumada flor.
    Siempre un placer leer lo que traes.
    Un abrazo Piruja y buen domingo.

    ResponderEliminar
  9. Una leyenda un poco triste Piruja.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Una bonito a la vez que triste.
    El pasar a ser una flor como el jazmín tiene su recompensa con ese olor tan agradable .
    Gracias por compartir esa hermosa leyenda
    Un abrazo Pili
    Puri

    ResponderEliminar
  11. Hola Piruja. Un placer saludarte tras una larga ausencia, tus historias son preciosas, esta es tierna aunque triste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ¡Bellísima leyenda que nos regalas, Pirujiña! A mí, particularmente me gustan todas las mientras están frescas y aromáticas, pero el jazmín me encanta tiene un aromas exquisito.
    Que pena que la beduina tuviera un final así, pero sabes, quizás fuera más feliz como jazmín que vivir en una jaula de oro. Siempre sería una jaula…

    Un placer leerte, amiga, te dejo mi abrazo cariñoso y fraterno, ojalá que la vida te son siempre. besitos.

    ResponderEliminar
  13. Desde luego que los jazmines son una belleza como esta chica. Muy bonito.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  14. Esta leyenda me encanta, me encantan los jazmines. Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué belleza de leyenda, Piruja! A mí el jazmín me trae recuerdos maravillosos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Por supuesto, salió de su hábitat natural y se marchitó.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  17. A las almas libres no les gusta estar entre pareces. Preciosa leyenda y una bellísima flor.
    Buen fin de semana Piruja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. ¡¡Qué bonito!!! Con lo que me gusta esta flor... La verdad es que tiene una singular belleza. Besos

    ResponderEliminar